Fantasmas, sueño y reacción. Creo que el buen humor no me engalanó hoy. Los quinientos cigarrillos que fumé me marearon un poco.
Sí, para qué te lo niego si siempre lo termina gritando el cuerpo mismo. Tengo miedo. Es la primera vez en la semana, en el mes acaso, que pienso. Que me dedico a pensar. Tengo frío, pero más en el cerebro, en el alma, que en el cuerpo. La antigua Berta me llega con fantasmas. Pero estos fantasmas son míos, y creo que más que fantasmas son muertos recientes. Son vivos inolvidables. Cuando pienso, siempre me apresuro. Parece que mi mente no soporta su mandato divino. Y me apresuro, le temo al tiempo. No me saludes cuando pase el tiempo.          

2 expresiones:

  1. XSAMX dijo...

    ojala algn dia puedas matar al fantasma del cigaroo negri, que es una de las peores giladas recontramil testeadas que hay.

  2. Elena dijo...

    Te quiero con el frío, los fantasmas, el alma asustada. Te quiero siempre, te quiero libre, te quiero con toda esta imperfección que soy, que no deja de extrañarte, de pensarte de nombrarte. Te quiero, como prefieras, como te guste. Te quiero y te nombro, te regalo todo el tiempo para que puedas hacer con él lo que mejor te parezca.

Publicar un comentario